Liderazgo no es Management

Utilizar las palabras Liderazgo y Management como si fueran casi sinónimos es uno de los errores más comunes en las organizaciones. 

En las últimas décadas observamos un crecimiento exponencial en el número de empresas y consecuentemente en la necesidad de contar con líderes para guiarlas. Sin embargo, dado el hecho de que es más fácil administrar estructuras y organigramas (antes que intentar liderar a seres humanos) hemos pasado a utilizar la palabra Liderazgo y Management como cuasi-sinónimos. Esta es una de las confusiones más comunes en el mundo corporativo y una de la más consecuentes y dañinas para la organización.

Considerar Liderazgo y Management como equivalentes es una de las formas más peligrosas de “confusión” de esta habilidad tan decisiva para el destino de una organización.

Si recurrimos a las Escuelas de Negocios vemos que un gerente (i.e. manager) tiene como función básica controlar todas las actividades y decisiones relacionadas a Finanzas, Tiempo y Calidad. Un gerente controla las variables que permitirán que la organización pueda producir de forma eficiente y de acuerdo al posicionamiento que haya elegido para sus diferentes productos y servicios.   

Los seres humanos, aquellas personas que trabajan en la organización, no están en la ecuación del Management y es natural que así sea, pues no podemos gerenciar a seres humanos como si fueran cosas o números.  Podemos gerenciar sueldos, entrenamientos y capacitaciones, también políticas y reglas, podemos inclusive asignar números a los empleados, pero jamas lograremos gerenciar un ser humano.  

La razón de porque Liderazgo y Management son conceptos diferentes tiene que ver con el hecho de que las personas tienen un valor infinitamente superior a las cosas y por lo tanto necesitan y merecen ser lideradas. Liderazgo es un arte, no una de las materias de las Ciencias Administrativas.

La confusión entre Liderazgo y Management es un fenómeno del Siglo XX, de la industrialización y la consecuente despersonalización del ser humano.  En la historia jamas se ha considerado al ser humano como objeto de “gerenciamiento” a no ser cuando estos eran considerados botín de guerra. En estos casos extremos pero muy frecuentes en la historia universal, los hombres, mujeres y niños eran considerados esclavos sin derechos. 

En el Siglo XXI las personas necesitan y merecen ser lideradas, por respeto a su  integridad y valor como ser humano.  Cuando creemos deber “gerenciar” personas, como si estas fueran cosas o números, la despersonalizamos aun más y no deberíamos sorprendernos cuando obtenemos resultados pobres o mismo nefastos. 

Liderazgo y Management son conceptos distintos entre si. El verdadero Liderazgo no surge de la posición jerárquica en el Organigrama sino de la confianza que el equipo deposita en uno de sus miembros, el líder.